Nosotros | Anunciarse | Contacto

SALUD PARA TODOS

Dentro de las enfermedades de las glándulas, los padecimientos de la tiroides tienen relevancia por la frecuencia
10:43 AM 14/09/2017



“La salud no lo es todo, pero sin ella todo lo demás es nada”
Scohopenhuauer B.


Dentro de las enfermedades de las glándulas, los padecimientos de la tiroides tienen relevancia por la frecuencia con que se presentan y la diversidad de patologías, pero más importante aún es el hecho de estar presentes y no ser detectadas, incluso en mucho tiempo, lo que permite el desarrollo de estados avanzados de la enfermedad o complicaciones que habiendo sido identificado el problema en forma temprana se hubieran evitado.
Las enfermedades de la tiroides en forma general son de tres tipos; aquellas que comprometen su estructura, aquellas que alteran su funcionamiento y las que comprometen ambas cosas. Dentro de las primeras se encuentran los nódulos de tiroides, que bien pueden ser de contenido líquido, generalmente de crecimiento gradual pero lento y pueden o no acompañarse de alteración en la función, generalmente no presentan síntomas y dependiendo de su tamaño y de la constitución física de la persona pueden ser evidentes a simple vista en la parte anterior y baja del cuello, algunas veces con sensación de dificultad para pasar alimentos; otras veces escaso dolor.
El diagnóstico se confirma mediante ultrasonido, el tratamiento puede ser conservador, esto es sólo observación si se descarta malignidad que no comprometa la función o que no interfiera con la deglución; si sucede alguna de las anteriores el tratamiento definitivo será la extirpación quirúrgica y en otras ocasiones sólo por estética en el caso de las mujeres.
En el caso de los nóduos de carácter o contenido sólido determinados por ultrasonido, es conveniente realizar estudio de gammagrafía para valorar si capta o no el medio de contraste y clasificarlo, enseguida valorar una biopsia mediante punción y aspiración con aguja fina, es un procedimiento simple y de consultorio que tendrá por objeto determinar si se trata o no de un cáncer de tiroides. En el caso de resultar positiva para malignidad, el tratamiento es multidisciplinario, generalmente se trata con cirugía y tratamiento complementario antineoplásico; el tipo y tamaño de la resección quirúrgica dependerá del estadio del cáncer así como el pronóstico.
La función aumentada o hiperfunción del tiroides, llamado hipertiroidismo, clínicamente se manifiesta con palpitaciones, temblor, nerviosismo, agitación, protrusión de globos oculares, pérdida de peso, entre otras; por el contrario la función disminuida o hipotiroidismo se manifiesta con aumento de peso, cansancio y debilidad en forma crónica, alteraciones en el pelo, frialdad en extremidades, entre otras cosas. La determinación en sangre de las hormonas tiroideas es diagnóstico y el tratamiento es a base de medicamentos, a menos que coexistan alteraciones en la estructura; es muy frecuente pues que existan estos problemas y no se detecten, estos son sólo algunos signos y síntomas que pueden alertar y deben de considerarse para hacerse revisar medicamente en caso de que se presenten. Información es salud.
Saludos afectuosos.


La Expresión
COMENTARIOS
Derechos Reservados "La Expresión"